martes, 31 de enero de 2012

La razón de la semilla

Por suerte la razón de ser de las semillas es brotar y crecer. Sólo tenemos que ayudarlas y es fácil, gratificante y emocionante!! Vamos a experimentarlo. Vamos a ello.

En febrero podemos seguir plantando ajos, cebollas, lechugas, rabanitos, etc, etc. Pero paralelamente es recomendable ir creando nuestro propio plantel de cara a la primavera. Pensemos en qué nos gusta comer y en qué cantidad lo consumimos y manos a la tierra! Ahora podemos preparar semilleros  por ejemplo de pimientos, puerros, lechugas de temporada y tomates (en cama caliente).

Cómo hacerlo?

1.    Necesitamos hacernos con el recipiente adecuado. Será útil cualquier envase opaco al que haremos un agujero en el fondo. Es interesante reciclar envases como tarrinas de yogur, botellas de plástico y macetas de planteles o plantas anteriores.

2.    Necesitamos conseguir semillas. Si hemos cultivado las temporadas anteriores podremos utilizar las que hayamos seleccionado y conservado; si no es así podremos pedirlas a hortelan@s que dispongan de ellas. Y por último, podremos comprarlas. Recomendamos que, si es posible, se trabajen semillas autoctonas de variedades adaptadas al terreno. Sabremos qué hay que plantar en cada momento hablando con personas experimentadas en la huerta. También a través del manual de bienvenida, calendarios de siembra enviados al mail, post en el blog, etc. En último lugar es conveniente revisar el calendario indicativo de cada sobre de semillas (si se utilizan semillas compradas.



3.    Utilizaremos un buen compost que proporcione nutrientes a las plantas.

Paso a Paso:

- Rellenar los recipientes de compost

- Esparcir semillas sobre él (mejor varias ya que el porcentaje de germinación rara vez es del 100%)

- Cubrir con otra capa fina de compost

-Regar con pulverizador, ya que si lo hacemos a chorro, hundiremos la semilla.

- Guardar en espacio con luz, templado o cálido (en invernadero o en casa)

- Mantener la tierra siempre húmeda hasta que las semillas empiecen a brotar.
* Una opción interesante y muy practica es colocar una bandeja con agua debajo de lo semillero, así se autoregarán por el agujero que hemos hecho en el culo de los recipientes, teniendo sólo que estar pendientes de que la bandeja tenga agua. Revisar de vez en cuando dicho agujero, si las raices asoman por él, cambiaremos el envase por uno más grande o empezaremos a regar la tierra por la parte superior, de lo contrario las raíces se pudrirán y los planteles no serán válidos.

- Etiquetar los recipientes detallando qué hemos plantado y en qué fecha.

- Disfrutar viendo el proceso :)

-Cuando la planta haya deshechado los cotiledones (dos primeras hojas provisionales) y hayan hechado hojas verdaderas, cuando alcancen al menos unos 10cm de tamaño, y sobretodo cuando tengamos la seguridad de que no va a helar (ya que no preparamos verduras y hortalizas de invierno) es el momento de pasarlas a la huerta!!





En siguientes post hablaremos de la maravillosa garrafa-maceta y de cómo fabricar una cama caliente.

SALUD!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada