lunes, 10 de diciembre de 2012

¿Vamos a la cama!?

Para combatir el frío en la huerta tenemos la estufa y nos calentamos a golpe de azada poniéndonos, a la par, en buena forma, pero...
...es innegable: Con el frío apetece manta, colcha y calor humano!!


Esto no sólo nos pasa a nosotr@s :) Las plantas de la huerta necesitan nuestra ayuda!!

Las espinacas, los ajos, las cebollas, las habas, guisantes y demás NO SE HELARÁN porque son cultivos de invierno pero sino cuidamos de ellas y las abrigamos, paralizarán su crecimiento y avanzarán poco o nada en las semanas más adversas.

Por ello proponemos:

1-Ponles una colcha! La labor del acolchado, o mulch, es sencilla y efectiva. Simplemente se trata de cubrir los bancales con materiales naturales secos, como paja, grava o leña muy fina. Esto abrigará el tallo y las raíces  impedirá que se hiele el agua tras el riego, y mantendrá mejor el calor y la humedad de la tierra. (En primavera y verano también es aconsejable porque limita el crecimiento de malas hierbas y nos permite ahorrar en riego) *Si lo hacemos con paja hay que regar después de colocarla para que no se vuele


2-Ponles una manta! En el mercado (tiendas especializadas) encontraremos telas térmicas con las que cubrir totalmente las plantas. Son de colores claros y ligeras y por lo tanto los tallos no sufren su peso y las plantas quedan protegidas del frío exterior a la vez que respiran.

3-Fabrica una cama caliente! Se trata de un tipo de semillero idóneo para empezar a generar el plantel de primavera-verano en pleno invierno. Consiste en construir cajoneras (se pueden reutilizar cajas de madera, palés, jardineras de barro etc) cubiertas de vidrio  o plástico en la parte superior. Dentro de ellas introduciremos primero una capa de estiércol fresco bien prensado y lo humedeceremos regando. Habrá que dejar 10-12 días la cama al sol y después añadiremos una fina capa de compost mezclado con tierra y listo: a semillar!
El calor que genera el estiércol o basura al descomponerse  junto con el cristal o plástico superior ayudarán a las semillas a germinar y desarrollarse. Es recomendable proteger los bordes del recipiente bordeándolo de paja o tierra para quede aislado.

4-Coloca campanas recicladas o mini-invernaderos. Son muy útiles las botellas de plástico trasparentes que además de proteger de las heladas generan un cierto auto riego con la humedad que se condensa en su interior. Aconsejamos levantar periódicamente para que las plantas se aireen.



SALUD!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario