viernes, 1 de junio de 2012

Que no te líen

Ultimamente se ve y oye mucho aquello de Agricultura Ecológica vs Agricultura Tradicional

Pero a qué llaman Agricultura Tradicional!!??

Se utiliza ese término para hablar de lo que realmente es agricultura exten$iva, agricultura industrializada o agricultura química. Si pensamos un momento en ello nos daremos cuenta de que la agricultura o la huerta tradicional es otra cosa. Fue otra cosa, de hecho, muy diferente.




A mediados del s.xx 
La agricultura se industrializa, y eso no sólo supone la mecanización de las labores del campo, ciertamente muy positiva para la calidad de vida de l@s cultivantes y una noticia espectacular para sus manos ajadas y sus riñones. 
La industrialización introduce también fertilizantes químicos, herbicidas, pesticidas y herbicidas de síntesis que a día de hoy acaban en nuestro organismo tras ingerir preciosas y practicamente simétricas verduras y hortalizas. 
También en este momento se empieza a producir mediante monocultivo: hectáreas y hectáreas de una misma variedad que agotan y terminan inutilizando el suelo, y que son carne de cañon si de ataques de plagas queremos hablar (si pensamos en el tamaño de quizá 20 o 30 campos de futbol con matas de tomates como únicas moradoras y pensamos después en el pulgón... eso es construir un paraiso para ellos!!!). 
Este modelo se olvida no sólo de las asociaciones y rotaciones, necesarias para lograr un cultivo equilibrado, sano y respetuoso con el medio, sino que se olvida también de multitud de variedades locales o autóctonas condenándolas a extinguirse y disminuyendo seriamente la biodiversidad. 
Se produce mucho para vender mucho (por esto escribimos intencionalmente exten$iva) y muy rápido para vender ya. Tan rápido de hecho que lo que comemos no ha tenido suficiente tiempo para incorporar vitaminas y minerales que con algo más de pausa habrían conseguido. Perdemos también por tanto, valor nutricional.
Son bonitas pero no saben, no huelen, no alimentan y no son sanas (al menos no tanto, ni de lejos, como podrían y deberían serlo)

Situación actual
La asimilación de todos estos cambio$ deriva, por ejemplo,en que a día de hoy llaman nuestra atención con sandías cuadradas (mire señor, cómprelas, las almacena mejor en su nevera!), con pipas de girasol que saben a nuez (porqué motivo no comerse una nuez directamente?) o con berenjenas que no se oxidan al cortarlas y resplandece sus blanco inmaculado hasta el momento justo de pasar por la sartén (...). Pero... qué estamos comiendo!!? y sobre todo qué queremos comer!!??




Y en este punto, habiendo ya hablado del presente y del pasado cercano (en torno a los 50), si les parece

Volvamos la vista un poco más a atrás
Alguien puede imaginar o recordar a sus antepasados cercanos, abuel@s o bisabuel@s, manejando transgénicos, patentando semillas o simplemente fumigando con venenos (que así llaman, con toda naturalidad, a los plaguicidas much@s de l@s que los usan)???

Creemos que más bien lo imaginarán o recordarán de otro modo.. Porque si hablamos de Agricultura Tradicional deberiamos hablar de amor y respeto a la tierra que da sustento a la familia; de la sabiduría del campo, de las cabañuelas, el calendario meteorológico aragones o los lunarios; de refranes válidos aún hoy día, y fundamentalmente de SALUD.


Es quizá una estrategia, y creemos que no debería confundirnos. El término tradicional suena bien y añade connotaciones positivas al concepto pero además nos lleva a pensar, consciente o no conscientemente, en aquellos clichés de "es tradicional=es bueno, si siempre se ha hecho así, por algo será" (Pero he aquí la cuestión NO SIEMPRE SE HA HECHO ASÍ!)

La agricultura ecológica continúa a la Agricultura Tradicional verdadera, bebiendo de ella y ampliando su esencia y sus métodos. Lo hace a través de nuevas investigaciones, de nuevo conocimiento y análisis científico. Y en ningún caso es opuesta a ella.


SALUD!!