lunes, 28 de enero de 2013

¿Popeye nos engañó?

Resulta que las espinacas no tienen tanto hierro como se pretendía en los años 60. ¿¡Popeye nos engañó!?
En realidad, Popeye nace en 1929 en una tira cómica y hasta tres décadas después no empiezan a gustarle las espinacas, ni siquiera las verduras!!

El caso es que quienes idearon que, en la serie de TV, las espinacas fueran tan protagonistas como el propio Popeye estaban informados a medias: habían leído un informe científico en el que, al parecer, había un error de transcripción en la coma de los decimales (decía 30,0 en lugar de 3,00 mg de hierro!)


En todo caso aunque el contenido en hierro sea más moderado son un alimento completísimo:

Además de contener vitaminas A, C, E, K, B2 y B6 tienen hierro, calcio, magnesio, manganeso, ácido fólico, potasio, cobre, fósforo, zinc, luteína, niacina, selenio y omega3


Tienen propiedades antioxidantes, laxantes, diuréticas y anti cancerígenas, pueden aumentar la capacidad cerebral; tienen un alto contenido en agua y son bajas en grasas saturadas y en colesterol.

Ideal para personas con anemia, personas a dieta, personas con problemas cardíacos o de coagulación, mujeres embarazadas, etc. Puede aumentar la capacidad cerebral,

 CULTIVO:
Se planta en semilla o plantel dejándole un marco de plantación aprox de 15x 15, o bien a voleo para realizar un clareo posterior.

Aunque son bastante resistentes a las heladas, si se planta en invierno (hay distintas variedades que se ajustan a distintas fechas e plantación) conviene protegerlas con acolchado o con campanas de auto-riego (botellas de plástico vaya)

 
Riego medio y regular

No es especialmente delicada ante las plagas aunque podemos encontrar que las ataca la pulguilla o la mosca blanca, para ello podemos prevenir con preparado de ajo, o atacar con jabón de potasa+aceite de neem.

Se cosecha por hojas, la planta sigue echando hojas nuevas toda la primavera. Con la llegada del verano se espigan y este es el momento de dejar secar las semillas para recogerlas y conservarlas para futuras plantaciones.

DESPUÉS DE LA COSECHA
Pueden consumirse tanto crudas (conservan todos los nutrientes), como cocinadas

Os recomendamos probarlas en ensalada con pasas y nueces, y aliñadas con yogur griego y salsa de soja; y si os apetece cocinar os enlazamos esta receta hindú que promete: Espinacas con garbanzos tandoori.

 

SALUD!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario