lunes, 29 de julio de 2013

Al tomate... échale huevos!

Si soñabamos con estos tomates...


y nos encontramos con estos...


que no cunda el pánico!! :) 
Se trata de podredumbre apical (también llamada necrosis apical) causada generalmente porque el fruto no absorbe bien el calcio del suelo.
*Los frutos afectados habrá que desecharlos (...a las gallinas les daremos una alegría!) 


¿Cómo resolvemos el problema? 
-Pues es tan sencillo como aportar calcio a la planta y al sustrato: nos bastará con esparcir cáscaras de huevo en el suelo, cerca del tallo, ...con los riegos posteriores el calcio se irá disolviendo y filtrando con lo cual la planta no tendrá mayor problema para alimentarse de él.

-Aportando leche desnatada en el riego, puede ser en polvo, además de pulverizar las hojas y frutos (siempre mejor a última hora de la tarde para que no se quemen!


SALUD!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario